El capo de Corleone

Sinopsis

En Sicilia, en la provincia de Palermo, se encuentra Corleone, un pueblo de unos 15.000 habitantes en el que surgieron capos mafiosos tan conocidos como Michele Navarra, Luciano Liggio, Leoluca Bagarella o Bernardo Provenzano. En la segunda mitad del siglo XX, el capo de los capos fue Salvatore Riina (Totó Riina) apodado La Bestia por su extremada violencia, y El Corto debido a su baja estatura. El capo de Corleone describe su vida desde que cumplió 13 años en 1943 hasta que en 1993 fue arrestado en Palermo. Durante tres décadas había vivido al margen de la ley, en la clandestinidad, presumiblemente gracias a la connivencia de los máximos representantes de la Justicia. Sin embargo, tras el clamoroso movimiento popular surgido en su contra tras el asesinato de los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, los magistrados a sueldo de la mafia no pudieron evitar su arresto.